viernes, 28 de mayo de 2010

La Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica, en estado deplorable

Agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense hicieron circular fotografías que reflejan las pésimas condiciones laborales y de habitabilidad de la Unidad Nº 2 de Sierra Chica.

Los agentes, sin revelar sus identidades para evitar represalias, denunciaron de este modo el hacinamiento y el incumpoñimiento total de normas de seguridad e higiene y ambientales.

Dichos denunciantes no se explican cómo desde la Unidad evitan las inspecciones, pero sostienen que "hay mucho dinero de por medio” y aseguran “es una Unidad que no está en condiciones para seguir funcionando ni albergando internos... Muy pero muy cerca de la clausura”.


El puesto de vigilancia de los guardias, que cumplen rondas de 6 horas, plagado de moscas

La silla donde deben permanecer los guardias

Instalaciones eléctricas en estado deplorable

A falta de baño, los guardias de turno deben orinar aquí y defecar en bolsas de nylon.

La Unidad, muros adentro, convertida en un basural

Al lado del amontonamiento de basura, una huerta

Emanaciones cloacales, devenidas en chiquero de chanchos