miércoles, 25 de marzo de 2015

Carlotto: "Cuando vayamos a las urnas, pongamos también a la memoria adentro del sobre"

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo cerró el acto de agrupaciones afines al Gobierno por el aniversario del golpe militar con una referencia al año electoral

A 39 años del último golpe militar que dio inicio a la dictadura más sangrienta de la historia argentina, el 24 de marzo -decretado como feriado por Néstor Kirchner como feriado por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia- volvió a tener una Plaza de Mayo dividida, con dos actos.

En primer término, la plaza fue ocupada por organizaciones políticas y de derechos humanos cercanas al Gobierno, como Unidos y Organizados, Peronismo Militante, Socialistas para la Victoria, La Cámpora, Kolina y Tupac Amaru, entre otras.

Además de un festival músical, el acto incluyó la lectura de un documento en el que se reivindicó "a los 30 mil compañeros desaparecidos", se recordaron las atrocidades cometidas durante la represión así como "la lucha por justicia, la reconstrucción de la historia", y se reclamó "juicio y castigo para los culpables".

Luego tomó la palabra de Estela de Carlotto, presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, y aprovechó la ocasión para hacer una referencia al año electoral, dando a entender que hay que votar por el candidato del Frente para la Victoria. "Este año cuando vayamos a las urnas pongamos también a la memoria en ese sobre. Votemos futuro. Elijamos qué país vamos a seguir construyendo y qué patria vamos a seguir defendiendo", afirmó.

"Los candidatos de la impunidad son muchos, pero también lo son los del futuro. Porque el futuro es nuestro, vayamos todos juntos hacia las victorias, hacia esa patria grande que lucharon los 30 mil, hacia esa tierra de justicia, solidaridad, compromiso y libertad que pusieron en sus banderas y que no bajaron jamás y que hoy flamean altas", añadió.


Entre los miles de presentes se contaron varios funcionarios del Gobierno, como Florencio Randazzo, Daniel Filmus, Juan Cabandié, Carlos Tomada, Mariano Recalde, Martín Sabbatella, Gabriela Cerrutti, Juan Manuel Abal Medina.

Antes de la lectura del documento oficial para el acto, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, afirmó que "es importante seguir recordando siempre" y argumentó: "En estos últimos 12 años la política de derechos humanos se ha transformado en política de Estado. Es imposible construir futuro si no hay memoria, verdad y justicia".

Asimismo, criticó a los que "nos hicieron creer que la idea era lo que 'había pasado pasó y había que mirar para adelante'" y aseguró: "Es una visión hipócrita decirle a alguien que perdió un hijo o un padre que mire para adelante. En los últimos años se reparó tanta injusticia para mirar para adelante sin rencor pero sabiendo que argentina no puede vivir otra noche como la de 1976".

Carlotto consideró previo a sus palabras en el escenario: "Es una fecha muy triste, que no tuviera que haber existido pero hay que recordarlo porque no tiene que volver a pasar"

Sobre la convocatoria al acto admitió que la imaginaba "multitudinaria" pero hizo referencia a la ausencia de otras fuerzas políticas: "Este año electoral es especial, se está jugando la democracia. El año que viene tiene que haber una sola marcha con todos, de la fracción que sea, pensemos lo que pensemos. Somos argentinos y a la democracia la hacemos entre todos. No hay enemistad, solo diferencia en el pensamiento".

Contra lo que se esperaba, la titular de Abuelas no estuvo acompañada su nieto recuperado, Ignacio Guido Montoya Carlotto, quien estuvo en la ciudad en la que fue criado, Olavarría, brindando un concierto con los músicos León Gieco y Palo Pandolfo. Allí se mostró con el precandidato a gobernador por el FpV Julián Domínguez, Camilo Vaca Narvaja (funcionario del Congreso y pareja de la hija de la Presidente, Florencia Kirchner) y el diputado Remo Carlotto.

A partir de las 19, la Plaza de Mayo fue ocupada por los movimientos de izquierda que desde temprano se concentraron en el Congreso. El Partido Obrero, el Frente de Izquierda, el movimiento Libres del Sur, Proyecto Sur, Unidad Popular, el Movimiento Territorial de Liberal, la Tendencia Piquetera Revolucionaria, así como organizaciones sociales como la CTA opositora y la agrupación La Alameda, y grupos estudiantiles, eran algunos de los representados en la marcha.

El segundo acto también contó con la lectura de un documento en el cual fustigaron a "esos nostálgicos del terrorismo estatal" que "intentan volver, legitimándose electoralmente detrás de esas fórmulas de apariencia benévola como -perdón- y -olvido-".

También, se expresaron a favor de mantener "la conquista democrática de proyección universal que son los juicios por crímenes de lesa humanidad" y para ello llaman a estar "alerta y en estado de
movilización permanente".