martes, 17 de marzo de 2015

El Gobierno prepara una versión "nacional y popular" de Netflix

ArSat y el Incaa firmaron un acuerdo para desarrollar una plataforma de streaming online con producciones locales. El cineasta Juan José Campanella pretendìa crear un servicio similar, pero enfocado en Latinoamérica

El Gobierno prepara el lanzamiento de una plataforma online de videos on demand que se convertiría en la versión local de Netflix, el popular servicio de suscripción norteamericano que permite ver series y películas mediante el pago de una tarifa plana mensual.

La empresa argentina de soluciones satelitales ArSat y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) ya firmaron el acuerdo y trabajan de forma conjunta en el desarrollo de una opción audiovisual que apunta a ser "nacional y popular".

Esta especie de Netflix "para todos y todas" estará disponible en todo el país y permitirá ver la cinematografía nacional porque ofrecerá acceso a la base de contenidos del Incaa, pero tambièn pondrá a disposición de sus clientes algunas producciones regionales.

El costo del servicio todavía no está definido, pero se estima -adelanta el diario El Cronista- que será más económico que la plataforma norteamericana, cuyo costo mensual es de 8 dólares. Será accesible desde internet, a través de múltiples dispositivos, incluidas consolas de videojuegos y smartphones.



Shutterstock
Un dato extra de esta iniciativa es que las películas estarán protegidas por las tecnologías de gestión de derechos digital y el servicio será geo-bloqueado: sólo funcionará en la Argentina; tal vez se habilite para otros países de la región, pero esto se definirá en base a futuros acuerdos con otras naciones.

Una idea similar

El cineasta Juan José Campanella deslizó en abril de 2015 que planeaba lanzar un servicio de streaming online en Latinoamérica, tras el éxito y la popularidad que había logrado Netflix a nivel mundial.

"Estamos en un mundo cambiante, en el que las tecnologías evolucionan rápidamente y el proceso creativo de un film acaba con una larga cadena de intermediarios que cobran un montón de impuestos; por eso es tan difícil competir con el mercado ilegal, porque ellos no pagan nada”, había explicado el director que ganó el Oscar con la película "El secreto de sus ojos".

De todos modos había señalado -en declaraciones a The Hollywood Reporter- que llevar adelante el proyecto era muy difícil: “Los problemas son muchísimos, porque para abrir algo como Netflix se requiere un caudal de inversión gigantesco que no tenemos y de películas con una atracción que tampoco tenemos, pero lo queremos hacer”. El gobierno nacional le va a ganar de mano