viernes, 30 de octubre de 2015

Con gran repercusión en todo el país culminó la Semana del Queso


Esta iniciativa de la  asociación que agrupa a empresas lácteas pequeñas y medianas tuvo lugar entre en 2 y el 8 de noviembre.



Con el objetivo de acercarse a los consumidores y promover la formación de un canal de venta propio que comercialice los productos de todas las empresas miembros, Apymel (Asociación de Pequeñas y Medianas empresas lácteas) organizó la Semana del Queso.

Esta iniciativa contó con la participación de más de 50 locales de todo el país, en los cuales tuvieron lugar degustaciones de diferentes quesos, acompañadas por recomendaciones de especialistas acerca de sus beneficios para la salud y de recetas y modos de preparación con este noble producto.

“Estamos muy satisfechos de los resultados. Es la primer edición de esta semana y aspiramos a convertirla en un clásico de la industria”, declaró Pablo Villano, presidente de Apymel al evaluar el evento.

Argentina es el 14° productor mundial de leche y del total de dicha producción, el 41 % se destina a la elaboración de quesos de primera calidad. El queso es un ingrediente muy ligado a la dieta argentina Es un producto natural, elaborado con materias primas nobles y gran fuente de calcio, proteínas y fósforo, componentes esenciales en el desarrollo y el crecimiento humano.

Pero su importancia no radica solo en estos aspectos nutricionales y/o gastronómicos La actividad es generadora de fuentes de trabajo genuinas en pueblos del interior en los que, muchas veces, se ha convertido en puerta de acceso a la industrialización.

Acerca de Apymel

Apymel es la entidad que representa a más de 500 pymes lácteas. El 90% de las empresas socias de Apymel elaboran hasta 50.000 litros diarios de leche. El 82% tiene hasta 50 empleados. El 75 % del total de los trabajadores empleados por las empresas miembros vive en pueblos del interior de hasta 12.000 habitantes. Los socios de Apymel son empleadores de mano intensiva y generadores de más de 15.000 puestos de trabajo genuino en sus comunidades, favoreciendo el arraigo, el desarrollo local y el fortalecimiento de las economías regionales.