miércoles, 14 de octubre de 2015

Olavarría en el Congreso Mundial de Mediación y Congreso Nacional para la Construcción de la Paz

La responsable del Centro Municipal de Relaciones Vecinales y Defensa al Consumidor, María Elena Dappello, participó de las actividades académicas como expositora llevando como experiencia el Programa Municipal “Abriendo Ventanas”.


Aún cuando los seres humanos somos intrínsecamente bondadosos y, por naturaleza, aspiramos a alcanzar la paz interior e irradiarla hacia nuestros semejantes, el entorno social, desde nuestro nacimiento, conspira contra nuestras cualidades positivas, ya que es la cultura del “tener” la que estimula el desarrollo del individualismo, del egocentrismo y la ambición desmedida; actitudes en la que el otro sólo tiene cabida si se alinea a prescripciones y contradice a su propia esencia (…) Una persona es violenta o es pacífica dependiendo de cómo se relaciona consigo misma. La familia, la escuela o la comunidad, son violentas o pacíficas dependiendo, también, de cómo se relacionan sus protagonistas, y lo mismo ocurre con la sociedad en general. De ahí que, desde nuestra perspectiva, resulte urgente cambiar la manera de relacionarnos, para lo cual, la mediación, en principio, pero también los diálogos y la mediación, son mecanismos idóneos para desactivar la construcción social de personalidades propensas a solucionar los conflictos a través de la fuerza”, en el marco de este contexto, Olavarría estuvo presente XI Congreso de Mediación y I Congreso Nacional para la Construcción de la Paz.
El Congreso se desarrolló del 21 al 26 de septiembre, en Lima, Perú, con el propósito de aportar a la sociedad alternativas viables para que se reduzca la violencia en la familia, en la escuela y en la comunidad, pero también se desactiven conflictos en todos los ámbitos, incluyendo aquellos que dañan la vida y la evolución de naciones.
En este sentido, la responsable del Centro de Relaciones Vecinales y Defensa al Consumidor, María Elena Dappello, expuso la experiencia del Programa Municipal “Abriendo Ventanas”.
La iniciativa hace hincapié en cuatro grandes ejes en la información y la sensibilización en conflicto, comunicación, y modos no violentos de resolución de problemas; formación de mediadores comunitarios, y capacitación continua; descentralización del servicio de mediación comunitaria y formación de centros de mediación comunitaria; y la interrelación con la Facultad de Ciencias Sociales y la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Centro.
El programa fue presentado como una opción para abordar los conflictos, priorizando la mediación, e incorporando el diálogo y la conciliación, en virtud de que su práctica ha demostrado se demostrado constituir una alternativa eficaz para gestionar el flagelo de la violencia.
En pos de ello diferentes actores sociales, mediadores públicos y privados, integrantes de los Poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, investigadores, profesionales del campo humanístico comunitario, educativo y social, autoridades comunitarias de pueblos originarios, miembros de organizaciones sociales y de otras instituciones públicas y privadas de la sociedad, así como estudiantes, se dieron cita en este espacio en el que compartieron una nutrida agenda.
Distintas son las maneras en las que se pueden abordar los conflictos, no obstante en este Congreso se priorizó la mediación en su enfoque transformativo , la que evidencia la necesidad de implementar políticas a mediano y largo plazo y el trabajo comprometido y sostenido, incorporando el diálogo y también la conciliación en virtud de que estas prácticas han demostrado constituir una alternativa eficaz”, agregó la responsable del Centro Municipal de Relaciones Vecinales y Defensa al Consumidor, María Elena Dappello,
En este contexto de importancia internacional, Olavarría estuvo presente a través de la muestra y explicación en la Universidad de Lima, del “ Programa Abriendo Ventanas” del Gobierno Municipal, que fue seleccionado junto a proyectos de diferentes países en la categoría Proyectos Exitosos”, destacó.
Dicho Programa, con autoría y puesta en funcionamiento de las Abogadas Mediadoras, María Elena Dappello y Natalia Messineo y el Dr. en Antropología Social, Juan Pablo Matta, y del que participan un número significativo de personas, se encuentra en su tercer año de desarrollo y se ocupa de la difusión y práctica de la mediación comunitaria como proceso participativo en el que las partes puedan por sí mismas resolver sus diferencias, ayudadas por un tercero, el mediador, que no les aporta la solución sino que propicia el espacio y la manera para que ellas prevengan, gestionen y resuelvan sus conflictos, siendo los protagonistas de los acuerdos alcanzados.
La experiencia en suelo peruano permitió mostrar a un interesante número de personas, el servicio de mediación comunitaria olavarriense y la reciente descentralización que se ofrece a nuestra comunidad, así como las distintas etapas de desarrollo del proyecto. Siendo a partir de la exposición e interés demostrado por concurrentes, posible de aplicación en otros ámbitos comunitarios del país y de otros municipios de la región”, resaltó Dappello.
En este Congreso se puso de relieve también la gran importancia que “revisten para las personas, las emociones como conmociones afectivas básicas y fundamentales para vivir y la necesidad de ocuparse de ellas tanto en el espacio de mediación en el que muchas veces afloran, como en la vida diaria, dándoles la real importancia que merecen. Confianza, afecto, compasión, convivir con el otro, saber quién soy, conectarme conmigo mismo y con los demás, son algunas de las palabras que circularon durante esos días”, expresó María Elena Dappello.
En relación al problema de la reincidencia de los jóvenes condenados por actos delictivos, Jorge Pesqueira Leal de México sostuvo que son necesarias e inminentes las construcciones de redes protectoras que involucren a las familias, las escuelas y la comunidad que incluye también al Estado, trabajando juntos y de manera comprometida en la reinserción de los jóvenes a la sociedad. Así como en la prevención primaria para la no comisión de delitos. Se coincidió también con que todo crecimiento económico debe necesariamente traer inclusión social, caso contrario, generará violencia.
Otro de los avances importante, se observó la incorporación de la figura del principio de oportunidad y los procesos de terminación anticipada dentro del proceso penal, así como la promoción en el uso de mecanismos alternativos en temas laborales, administrativos y de contrataciones con el Estado.
Estuvieron presentes destacados profesores de la mediación a nivel mundial como el norteamericano John Paul Lederach, y los argentinos Marinés Suárez, Cecilia Ramos Mejía y Ulf Christian Eiras, el mexicano Jorge Pesqueira Leal, la española Cármen Romero, entre muchos otros.
Coincidiendo todos ellos, en que es necesario escucharnos, respetarnos y considerarnos a nosotros mismos y los unos a los otros, esto último es, al decir de Humberto Maturana “ el reconocimiento del otro como un legítimo otro”, concluyó María Elena Dappello sobre su experiencia en el XI Congreso de Mediación y I Congreso Nacional para la Construcción de la Paz.