lunes, 18 de enero de 2016

El flete se lleva casi el 50% de las ganancias del maíz y el trigo

Un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba detalló cuál es la real incidencia que tiene el transporte en la rentabilidad de las cosechas. Los cereales son los que resultan más perjudicados.



FLETE, TRANSPORTE, CAMIONES, RENTABILIDAD, PRODUCCIÓN, TRIGO, CEREALES, MAÍZ, RENTA, TENTABILIDAD, INFORME, PRECIOS, CÓRDOBA, BOLSA DE CEREALES
"La campaña 2014/2015 fue una de las más difíciles para el sector agropecuario nacional y provincial, especialmente en aquellas zonas que se encuentran a mayor distancia de los puertos de Rosario, debido el peso que representa el precio del flete dentro de la estructura de costos", explicó la Bolsa de Cereales de Córdoba.



La entidad dejó en claro en el informe que el "cambio de contexto económico (eliminación de ROEs, eliminación y reducción de retenciones, depreciación cambiaria) tuvo por efecto recomponer el precio de los distintos granos", pero que de todas formas, "en algunas zonas de la provincia continuamos hablando de valores del transporte que equivalen al 40% del valor bruto de una tonelada de maíz, 45% de una tonelada de trigo, 28% de una tonelada de soja y 38% en sorgo".

"En otras palabras, por cada tonelada de trigo, maíz o sorgo que vende un productor, el costo del transporte se lleva prácticamente la mitad de ese ingreso o casi un tercio en el caso de la soja, con lo que luego debe cubrir el resto de los costos productivos, comerciales, sueldos e impuestos generados durante la campaña", sintetiza la Bolsa.

Si bien la Bolsa cordobesa había detallado en los informes anteriores que "los cambios en la política económica y agropecuaria permitirían que la producción vuelva a ser viable en parte del territorio cordobés", en este último análisis detalló que "es necesario que las autoridades continúen monitoreando las variables macroeconómicas y ejecuten políticas tendientes a disminuir los costos de logística y comercialización, ya que afectan negativamente los incrementos de eficiencia y productividad que puedan verificarse en los distintos sectores".

"En este sentido, la eliminación de la tasa vial hubiera contribuido a disminuir el costo del transporte de granos, movilización, siembra, cosecha y energía en las explotaciones agropecuarias", advirtió la Bolsa.

Pero el panorama se pone aún peor si consideramos que "el incremento en el precio de los combustibles en las próximas semanas implicará un deterioro del 3,5% en la relación insumo/producto de todos los cultivos. Es decir que, para poder obtener la misma cantidad de gasoil, un productor deberá vender un 3,5% más de cada grano", subrayó la Bolsa de Cereales de Córdoba.
Pensar en el largo plazo
"El agregado de valor en origen es un aspecto fundamental de una política de desarrollo que permita utilizar la producción de las regiones más distantes, disminuyendo a su vez la incidencia del costo de traslado por unidad volumétrica. Sin embargo, existen restricciones como la disponibilidad de recursos e insumos, capacidad de la matriz productiva y de infraestructura, capacidad de absorción del mercado interno y externo, que actúan como limitante, por lo que se debe trabajar de manera conjunta en toda la cadena para mejorar la competitividad y asegurar la sostenibilidad de los incrementos productivos", aclaró la Bolsa

Y finalizó: "Mejorar y diversificar la matriz de transporte de cargas, con obras en puertos, hidrovías, rutas, caminos rurales, así como en el reacondicionamiento del sistema ferroviario son herramientas centrales para alcanzar estos objetivos. Igual de importante es que los sectores productivos coordinen esfuerzos y estrategias con los sectores de transporte para disminuir costos, lo que no significa resignar rentabilidad, ya que una mayor producción implica un mayor volumen de negocios para todos, especialmente si se logra potenciar el cultivo de cereales como el maíz y el sorgo, cuyo rendimiento por hectárea es ampliamente superior al de la soja".