jueves, 14 de enero de 2016

La Municipalidad informa que el edificio del Hospital Veterinario se encuentra sin terminar, vacío y sin equipamiento

El Intendente Ezequiel Galli dispondrá en su lugar el funcionamiento de un consultorio veterinario. También se anunció para mediados de año la puesta en marcha de una cabina sanitaria.



























 

Ante numerosas consultas de vecinos de Olavarría que querían conocer información acerca del funcionamiento del Hospital Veterinario, desde el Municipio se procede a informar que el lugar se encuentra cerrado y con las obras sin terminar.
El propio Intendente Ezequiel Galli, junto con autoridades del área de Bromatología, recorrió el espacio donde debiera funcionar el Hospital Veterinario, cuya apertura fuera anunciada en octubre de 2015 por la gestión anterior. Sin embargo, se encontró con un espacio vacío e instalaciones sin terminar.
 

En Gacetilla Municipal, con fecha 21 de octubre de 2015, se anunció que: “En los próximos días, el Cuerpo de Protección Animal, dependiente de la Dirección de Inspección Sanitaria y Bromatología, pondría en funcionamiento el Hospital Veterinario Municipal.

El Hospital Veterinario, funcionaría, de acuerdo con lo informado en aquella oportunidad,  en el predio de Bromatología, en Urquiza y Ruta 226, y estaría a cargo de la Dra. Patricia Villareal, la asistencia de otro profesional, dos auxiliares y dos choferes.

Siempre de acuerdo con lo anunciado, el hospital atendería a mascotas cuyos propietarios posean carnet de condición 1 del Hospital Municipal.

Allí se realizaría atención clínica veterinaria y medicina preventiva (vacunación y desparasitación). También contaría con asistencia de dos vehículos que realizarían tareas de traslado y atención de urgencias de animales callejeros en la vía pública”.

Sin embargo, estos anuncios realizados pocos días antes de las elecciones de octubre, no se concretaron. Desde Bromatología se informa que en la sede trunca del Hospital Veterinario, próximamente se pondrá en funcionamiento un consultorio veterinario, en tanto se anticipa para mediados de este año la apertura de una cabina sanitaria.

Ésta última dependencia estará ubicada dentro del mismo predio, en un galpón que actualmente ocupa una empresa, y que en febrero, se trasladará al Parque Industrial.
Una vez desocupado ese sector, el personal pertinente realizará el relevamiento del caso para saber que hace falta para poner en funcionamiento la Cabina Sanitaria.
 
Olavarría es una de las pocas ciudades de la región que no cuenta con este tipo de instalación, fundamental para recibir y revisar todos los alimentos que ingresan a nuestra ciudad.