miércoles, 3 de febrero de 2016

Triple fuga de Alvear: La Justicia dictó la prisión preventiva para el penitenciario olavarriense

La orden la emitió el juez Federico Barberena tras el pedido del fiscal y alcanza también al penitenciario César Tolosa. Los tres están imputados por colaborar con los condenados por el triple crimen de General Rodríguez



El juez Barberena hizo lugar de esta manera al pedido del fiscal Cristian Citterio, quien investiga la fuga del penal de General Alvear de Víctor Schillaci (35) y de los hermanos Christian (44) y Martín Lanatta (42). Los presos, ahora situados en la cárcel de Ezeiza, estuvieron prófugos durante más de dos semanas.

El juez, que subroga el Juzgado de Garantías 3 de Azul, consideró que Franco Schillaci (32) y el subprefecto penitenciario César Tolosa fueron "partícipes necesarios" de "robo calificado y privación ilegal de la libertad en concurso ideal con favorecimiento de evasión". A Marcelo Melnyk (35), apodado "El Faraón", lo halló "partícipe secundario" de esos mismos delitos y ademas le imputó la "tenencia ilegal de armas de fuego".

Los investigadores apuntan al escape de los presos en un Fiat 128 que estaba estacionado en la puerta tras reducir a un guardia que estaba de turno. Entienden que para lograr esto contaron con ayuda del exterior, dada por Melnyk y Schillaci. De esta manera, continuarán presos.


Víctor Schillachi y los hermanos Christian y Martín Lanatta

La otra presunción, según reportó la agencia Télam, es que Franco Schillaci y otros tres hombres con los que fue apresado el 7 de enero identificados como Matí­as Gambuza, Rubén "Huevi" Spital y Carlos "Paraguayo" Spital fueron a buscar a los presos en dos vehí­culos hasta General Alvear.

Sobre estos tres últimos detenidos, el fiscal todavía no solicitó la prisión preventiva, aunque se aguarda que lo haga en los próximos días.

"El Faraón" tomó estado público cuando se supo que los hermanos Lanatta y Schillaci fueron llevados a su vivienda en Florencio Varela, donde el mismo Melnyk admitió que estuvieron "cinco minutos". Sin embargo, el 30 de diciembre Melnyk fue arrestado luego de que un análisis de las comunicaciones entre un celular que llevaba uno de los evadidos al momento de la fuga reveló que había mantenido contacto con él.

Para los investigadores, los prófugos no estuvieron "sólo cinco minutos", sino que creen que "El Faraón" pudo darles refugio por varias horas, les facilitó un vehí­culo, dinero y armas para que continuaran el escape.

Por su parte, el agente Tolosa, que habí­a sido detenido el 31 de diciembre, pero luego liberado por falta de méritos, fue apresado otra vez el 7 de enero como acusado de facilitarles a los presos información para la evasión.