jueves, 10 de marzo de 2016

Szelagowski homenajeó a las mujeres en el Senado de la Provincia de Buenos Aires



“Levantemos nuestra voz por las mujeres  que callan por sufrir maltrato o desigualdad, sigamos abriendo puertas desde esta Legislatura para todas las mujeres”, dijo la Senadora en el recinto y citando a Eva Perón afirmó: “ha llegado la hora de las mujeres...”




Este miércoles sesionó el Honorable Senado de la Provincia de Buenos Aires y en la oportunidad la Senadora Provincial Carolina Szelagowski fue la encargada en nombre del bloque del PJ de realizar el homenaje en el marco del Día Internacional de la Mujer.

En la misma sesión fueron aprobadas las distinciones y declaración de interés legislativo provincial a la labor comunitaria de la Madre Covadonga (Azul, propuesta por el Intendente Hernán Bertellys) y María del Carmen Álvarez (Tapalqué, propuesta por el Intendente Gustavo Cocconni).

También el Senado de la Provincia de Buenos Aires aprobó la declaración de interés Provincial de los Premios “Dina Pontoni” realizados ayer en Olavarría ante un importante marco de público y cuyo reconocimiento cayó en Fabiana Bahl de la Asociación MANO.

Por otro lado la Senadora Szelagowski junto con todos los legisladores que integran  el bloque del PJ presentaron un proyecto de Declaración con el objetivo de que el Honorable Senado de la Provincia adhiriera a la conmemoración.

En el recinto la Senadora Provincial del PJ aseguró: “este es un día de homenaje a todas las mujeres que luchan por concretar sus proyectos como así también de lucha y compromiso por la igualdad de trato entre hombres y mujeres”

Al mismo tiempo la Legisladora agregó: “levantemos nuestra voz que la callan con el maltrato y la desigualdad, sigamos abriendo puertas desde esta Legislatura para todas las mujeres”

Dando continuidad a lo dicho en Olavarría con motivo de la entrega de los premios “Dina Pontoni”, la Senadora Provincial del PJ reflexionó:“el día Internacional de la mujer es un momento de reflexión sobre los progresos alcanzados en materia de igualdad de género y un llamado al cambio a la vez que una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres que han tenido un papel extraordinario en la historia de su comunidad.”

Al momento de las reflexiones Szelagowski indicó: “debemos medir logros e instar e inspirar a seguir trabajando en la transformación. Se entiende que no hay nada mejor que medir los resultados para saber si las políticas públicas que se escogieron son las correctas, y en esta mirada, no puedo obviar un número que nos detiene que nos hiela la sangre, si lo hacemos carne.”

“Tengo para contarles un número aterrador, las mujeres argentinas tenemos 8 veces más posibilidades de morir en nuestras casas a manos de un pariente o conocido  que en la calle asaltadas por un desconocido”, dijo Szelagowski y agregó: “las estadísticas en violencia de género están lejos de disminuir, suben las denuncias quizás ahora alentadas por la difusión de la temática, y seguimos sufriendo el terrible número de una muerte cada 30 horas que generara la movilización de toda la sociedad bajo la consigna #NiUnaMenos. Sin dudas no podemos hablar de la conquista de otros derechos sino podemos garantizar la protección del primero de ellos que es el derecho a la vida.”

La Senadora Provincial del PJ agregó: “tenemos que exigir la inversión de fondos públicos en todos los niveles para la lucha contra violencia, la aplicación de políticas públicas transversales (en materia de salud, educación, vivienda y empleo) dirigidos a eliminar este flagelo, así como seguir exigiendo y practicando en los tres poderes del estado ejecutivo, legislativo y judicial la lucha contra la violencia.”

Puntualmente remarcó: “los invito a eliminar todo tipo de violencia porque la peor y más grave forma de violencia es la física, pero hoy encontramos que la violencia se ha filtrado en todas las relaciones: las escolares, las laborales, las sociales, las políticas hasta la internet un modo tan incipiente de relacionarse está cargado de violencia, una violencia que se ejerce del modo más cobarde escondido en el anonimato de quien la practica. Insisto en que eliminar la violencia es proteger la integridad y las relaciones respetuosas como la semilla de una sociedad sana.”

Para rematar su discurso Szelagowski citó a Eva Duarte de Perón y afirmó: “ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta,

y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar.”